Eesti keeles

LOS TRONCOS DE FINNLAMELLI

La decisión de hoy en la construcción, refleja muchos cambios en los valores de nuestras vidas, tomamos decisiones que contribuyen a definir el tipo de mundo y el medio ambiente del mañana, siendo una base para el futuro, eligiendo una dirección y creando una línea de vida.

Finnlamelli es un árbol.

Los troncos de Finnlamelli son genuinos productos naturales, en cuya fabricación se lleva muy poca energía como materias primas. El tronco laminado es un material de construcción ideal, sin fisuras, con una perfecta precisión de giro y dimensiones.

Las esquinas cortas son especialmente adecuadas para las zonas urbanas, los ángulos oblicuos de las esquinas pueden variar de forma continua desde 45 hasta 90 grados.

En las casas de troncos de Finnlamelli es fácil respirar, las casas de troncos tienen un aire interior saludable, donde los microbios perjudiciales no prosperan.

En la estructura no se utiliza el plástico, por lo cual las paredes respiran. Hay una correcta humedad en el interior para evitar la electricidad estática y la formación de polvo. Los alérgicos pueden respirar con tranquilidad.

Gracias a la respiración de la madera, la casa se mantiene saludable.

En invierno la casa absorbe calor y lo conserva durante mucho tiempo. En verano las casas son agradablemente frescas.

El tronco tampoco deja entrar el ruido exterior.